BC mantiene tasa de interés en 2,5% y mercado discrepa sobre nuevas bajas

16 junio 2017, 11:06 hrs
Santiqgo. 16 junio 2017.  No hubo cambio. El Banco Central (BC) mantuvo la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 2,5% en su reunión de junio, en línea con las expectativas de mercado. En cuanto a la trayectoria futura de la tasa de interés, el consejo del ente rector decidió seguir con el sesgo neutral. “El consejo reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política”.
 
Asimismo, el ente rector dijo que “cambios futuros en la TPM dependerán de las implicancias de las condiciones macroeconómicas internas y externas sobre las perspectivas inflacionarias”.
 
En su descripción del escenario interno, el BC afirmó que “la inflación anual se ubicó en 2,6% y las expectativas de inflación a fines del horizonte de proyección se mantienen en torno a la meta”. En materia de actividad, si bien dijo que “las cifras parciales de actividad y demanda del segundo trimestre son coherentes con lo previsto”, pone énfasis en el impacto negativo de la minería y la construcción”. Sobre el consumo privado acotó que “permanece estable, acorde con el comportamiento del mercado del trabajo”.
 
En lo externo, el BC señaló que “los antecedentes siguen dando cuenta de condiciones financieras favorables y de un escenario de recuperación gradual de la actividad en las principales economías desarrolladas, acorde con lo descrito en el IPoM”. En cuanto a las materias primas, subrayó que “los precios de las materias primas muestran movimientos mixtos, destacando la baja del precio del petróleo y de sus derivados”.
 
Debate
 
La decisión del ente rector era esperada por los economistas por lo que no causó sorpresa en sus análisis. No obstante ello, en lo que sí hay diferencias es sobre la necesidad de un nuevo recorte durante los próximos meses. En este sentido, en BBVA indicaron que no ven cambios de corto plazo, pero proyectan “sorpresas inflacionarias a la baja”, por lo que se abriría espacio para un nuevo recorte.
 
“Vemos un relevante riesgo de un registro negativo en el IPC de junio que de darse llevaría a que el BC espere confirmación en el registro inflacionario de julio para aplicar un nuevo recorte en la reunión de agosto”, añadieron. Para BBVA, “el observar inflación anual debajo de 2% en el corto plazo podría generar riesgos de desanclaje que tendrían que ser atendidos, especialmente si vienen acompañados de un tipo de cambio sin relevantes presiones depreciativas y una canasta de precios apagada a nivel de bienes y servicios, como la vista en lo reciente”.
 
En Santander, en tanto, no ven cambios en su escenario base, pero acotaron que “un nuevo recorte podría ocurrir si en los próximos meses se observara un deterioro inesperado del mercado laboral, la actividad económica no repuntara según lo proyectado o la inflación mostrará sorpresas a la baja”. En Banco Internacional esperan “una mantención de la TPM para los próximos tres meses, y un posible corte de 25 puntos base para el último trimestre del año”.
 
Una visión distinta tuvo Bci Estudios puesto que prevén una mantención prolongada de la TPM en 2,5% por lo próximos 12 meses, para luego iniciar un proceso gradual de normalización monetaria para situarla en 3% a fines de 2018. En Banchile comparten ese análisis, ya que prevén una mantención hasta inicio del próximo año.
 
Los expertos concuerdan además en que esta decisión al estar internalizada por el mercado no debiera generar alteraciones. “No esperamos reacciones relevantes en los precios de los activos como consecuencia de esta decisión, dado que era unánimemente esperada”, plantearon en BBVA.

Compartir