¿Control político o legal?: Senado analiza el actual rol del TC

17 mayo 2018, 10:05 hrs
Valparaíso. 17 mayo 2018.  Un profundo análisis al rol que ha asumido en los últimos meses el Tribunal Constitucional (TC) realizaron los senadores en un sesión especial que fue convocada por los comités del PPD e Independientes, el PS, el PDC y el PRD.
 
Argumentos como: “el TC actúa expansivamente y debe ser corregido”, “no le corresponde al Senado referirse a sentencias del TC”; “¿queremos derogar este organismo?, les pregunto”; “el TC se transformó en un actor político y esto es peligroso”, “creemos en una democracia constitucional con un TC”, “parte de sus miembros han sido elegidos por este Congreso, entonces hagámonos cargo de su accionar”, “¿Estamos discutiendo sus atribuciones o su existencia?” formaron parte de la ardua discusión que se extendió por dos horas.
 
Cabe consignar que a la jornada fue invitado el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Iván Aróstica, quien se excusó por razones de agenda.
 
Durante la sesión hicieron uso de la palabra los senadores José Miguel Insulza, Francisco Huenchumilla, Andrés Allamand, Luz Ebensperger, Felipe Harboe, Alejandro Navarro, Juan Ignacio Latorre, Felipe Kast, Ricardo Lagos Weber, Ximena Rincón, Víctor Pérez Varela, Francisco Chahuán, Jaime Quintana, Yasna Provoste, Álvaro Elizalde, Juan Antonio Coloma y Alfonso De Urresti.
 
DEBATE CONSTITUCIONAL
 
INSULZA
 
Es importante debatir sobre algunos temas que han inquietado a la ciudadanía en las últimas semanas. Se trata de decisiones y actitudes del TC. El límite de este debate es no referirnos a las sentencias de ese tribunal, pero sí es legítimo hacer ver situaciones. La actitud de su Presidente de salir al paso de las críticas que se le hacen, u opinar desde lo político, creemos que no corresponde. Creo que el actual diseño del TC no permite que lo veamos como un órgano de contrapeso, sino como un actor político, lo que le resta legitimidad”.
 
HUENCHUMILLA
 
“Me pregunto por qué en nuestro país hemos tenido una controversia pública a propósito de los fallos del Tc respecto a proyectos sensibles. Creo que este organismo tiene un pecado de origen como es que quebró la esencia del sentido de los tribunales originales. El TC se basa en una defensa del modelo establecido en la Constitución del 80 y le introducimos a ésta un elemento político. Acá los miembros del TC terminan divididos ante un tema por razones políticas. Esa es una anomalía. Hay que buscar una salida”.
 
ALLAMAND
 
No le corresponde al Senado referirse a las sentencias del TC. Tenemos un problema con este organismo porque no veo que exista un consenso respecto a su existencia. El programa de gobierno de Guillier proponía terminar con el TC. ¿Estamos discutiendo sus atribuciones o su existencia? Quisiera saber si las bancadas opositoras están por terminar con este tribunal. Hay que saberlo para avanzar. Soy de los que cree en una democracia constitucional con organismos como el TC. En cuanto a las facultades, se ha cuestionado el control preventivo de las leyes (obligatorio o vía requerimiento) pero creemos que debe mantenerse”.
 
EBENSPERGER
 
“El origen del principio de la supremacía constitucional es el fondo de esta discusión, particularmente la limitación del poder por parte del derecho. Para que esto se pueda aplicar, debe estar la Constitución por sobre el poder. Para cautelar este principio surgió el TC. Lo que se quiere hacer en esta sesión es peligroso porque ninguna magistratura debe atribuirse otra autoridad o derechos a los conferidos a ella por la Constitución y las leyes. Se busca fiscalizar el TC, y nosotros no tenemos esa facultad”.
 
HARBOE
 
“Creo en un TC tal como lo diseñó Eduardo Frei Montalva. Su función es la necesidad de verificar la constitucionalidad de las normas de diversa naturaleza. No se trata de un poder absoluto. No puede inmiscuirse en la esencia de otros poderes. Debe considerar el origen democrático de las normas legales. Se trata de respetar la voluntad del pueblo representada en las Cámaras, no la de un grupo de ministros designados. En cuanto al control preventivo obligatorio, el TC se ha transformado en un órgano sesgado por razones ideológicas”.
 
NAVARRO
 
La Constitución del 25 indicaba que solo el Congreso podría revisar las leyes que emitía. Luego se pensó que un órgano ajeno debía establecer dicho control y se creó el TC. ¿Control político o legal? Ese debe ser el debate de esta sesión. Sus integrantes tienen una opinión política. El próximo año debe decidirse el nuevo presidente de este organismo. Tenemos un debilitado Congreso Nacional por la monarquía presidencial. El TC –frente al debilitamiento de otros poderes del Estado- ha adquirido más poder interviniendo en todo. Se requieren mecanismos de control pero acotados”.
 
LATORRE
 
“La preocupación que hemos tenido por la actuación del TC es transversal. Su actitud ha sido muy expansiva y militante. Nos preocupan sus prácticas y el impacto de sus conductas. Estoy hablando de las declaraciones del Presidente del TC que ha ocupado esa ventana para dar cuenta de sus preferencias políticas. Es fundamental avanzar en una agenda para definir las competencias de este organismo. Se debe regular el estatuto jurídico y crear un mecanismo para analizar sus sentencias”.
 
KAST
 
“Uno mira con preocupación las declaraciones que se hacen. Si queremos defender a las minorías se necesitan organismos como el TC y se requiere el control preventivo. Parte de sus miembros son elegidos por el Congreso, por lo que debemos hacernos cargo de su accionar. Si creemos que es una herramienta que está siendo politizada, analicemos eso. No lo creo. Sus miembros hacen una tarea difícil que es ir en contra de las mayorías. Siempre está la tentación de decir que no nos respetan”.
 
LAGOS WEBER
 
“Hay un TC que ha distorsionado que lo que piensan las mayorías. Podríamos discutir los fallos, pero no tiene sentido. En Estados Unidos, el Congreso elige a nueve miembros de la Corte Suprema que asume este rol. Acá no tenemos esa herramienta”.
 
RINCÓN
 
“Este es un debate justo. Coincido con mis colegas, entre ellos el senador Harboe. Es necesario el control de constitucionalidad. Creo que en cuanto a los fallos, el TC no está sobre la Constitución. No queda claro que el TC confiera a los tratados de derechos humanos un rango constitucional. Está obligado a hacer un control de convencionalidad. Creo que debe hacerlo efectivamente”.
 
PÉREZ VARELA
 
“Nunca ha sido fácil esta discusión. Cuando se propuso su creación generó discrepancias. Podemos tomar una decisión inánime, pero el TC puede decirnos que estamos vulnerando la Constitución. Eso es legítimo. Podemos estudiar cómo mejorar el TC. Se ha mencionado al presidente del TC alemán que nos visitó la semana pasada. Me quedé con una frase donde nos dice que el TC debe tomarse en serio su labor cuestionando las decisiones de la mayoría”.
 
CHAHUÁN
 
“Los Comités han hecho referencia del carácter de tercera cámara del TC. Hay que distinguir la tarea de la aplicación de la ley es distinta de la del legislador. En todas las democracias serias hay mecanismos de control de constitucionalidad. Hay 91 constituciones que tienen ese control y 160 tienen alguna revisión judicial. El TC inició una nueva etapa en los 80 con un carácter profesional, ya no político. El 2005 se hacen modificaciones. Si queremos pensar en su modernización, por supuesto que lo podemos hacer”.
 
QUINTANA
 
“El TC ha hecho noticia por sus fallos. Me voy a referir a uno de ellos, respecto al estatuto jurídico de controladores de universidades. En más de una ocasión, el TC ha mostrado su tendencia de ir más allá de su accionar. Otro ejemplo es la objeción de conciencia en relación a la ley de aborto en tres causales. El TC no pude inmiscuirse en la tarea de otros poderes del Estado. Hemos visto fallos políticos derechamente”.
 
PROVOSTE
 
“Somos partidarios de un control de constitucionalidad. Ha habido varias reformas al organismo. Vemos una alineación política de sus integrantes en las decisiones que adoptan. Es constitucional el proyecto de educación superior y los que opinan lo contrario, felicitan al TC. Me pregunto qué hubiera pasado si el presidente del TC hubiera sido otro. Más allá de esto, lo que necesita Chile es una nueva constitución”.
 
ELIZALDE
 
“Más y mejor democracia para Chile. Ese es nuestro desafío y nadie puede sentirse amenazado por ello. Chile necesita una nueva constitución en la que todos nos sentamos representados, incluso los que la rechazan. Pero el TC ha tenido una lógica de trinchera, arrogándose funciones legislativas y conociendo asuntos que no son de su competencia, tal como lo hacían los senadores designados. En el fallo referido al Sernac, el TC presenta errores de consistencia”.
 
COLOMA
 
Siempre se puede mejorar una institución como el TC. El tema de fondo es que para algunos la Constitución importa solo cuando ganan y les da el gusto. Algunos quieren debilitar al TC para que no pueda ejercer el control que le es propio. Es incorrecto decir que por tener una mayoría, no puede haber un control constitucional. He recurrido al TC varias veces, pero he perdido más veces de las que he ganado”.
 
DE URRESTI
 
“Creemos que es preocupante lo que está pasando. No estamos frente a la interpretación de un fallo. Estamos viendo el funcionamiento del TC, el que creemos que no es adecuado y debe ser cambiado. Estamos frente a un tribunal expansivo en cuanto a sus atribuciones porque reinterpreta sus competencias. Un ejemplo de esto está en el fallo de la ley de educación superior.
 
 

Compartir