Juan Carlos Latorre, el hombre que busca enrielar la candidatura de Goic

19 junio 2017, 08:06 hrs
Santiago. 19 junio 2017.  Pese a que Fuad Chahín ya había iniciado su campaña y estaba seguro de que ganaría en las elecciones parlamentarias de 2009, su partido, la Democracia Cristiana, había decidido entregar el distrito 49 en que el actual diputado pensaba competir. La determinación generó revuelo en las instancias partidarias de ese territorio que integraban, entre otras, las comunas de Curacautín y Victoria; muchos dirigentes amenazaron con renunciar al partido como una forma de apoyar a uno de los líderes “colorines”. Las amenazas llegaron a los oídos del entonces presidente falangista, Juan Carlos “Caco” Latorre, quien decidió ocuparse personalmente del asunto.
 
“Es algo que nunca voy a olvidar. El Caco agarró un avión, se vino para acá, escuchó lo que le planteaban todos los camaradas en cuanto a que íbamos a ganar la elección y dijo ‘ya, tienen razón, hay que recuperar este distrito’. En ese momento se sentó a negociar, recuperamos el distrito e instalamos un diputado”, rememora el propio Chahín.
 
Relatos como ese, dicen en su entorno, grafican una de las características claves de Juan Carlos Latorre, el nuevo coordinador territorial de la campaña de Carolina Goic, a quien muchos catalogan como un hombre que pone la cara en todas las circunstancias.
 
Bajar la tensión
 
Su primer encuentro con los diputados DC se dio en un momento complejo, pues los parlamentarios habían dejado su silencio y ya expresaban públicamente sus diferencias con la forma en que Carolina Goic estaba conduciendo políticamente la campaña. Incluso Sergio Espejo, diputado y dirigente cercano a la senadora, hizo ver que Goic se había equivocado al tratar de “chica comunista” a Karol Cariola. “Estoy seguro de qué corregirá su error”, escribió en su cuenta de Twitter.
 
En ese contexto, el almuerzo de bancada al que llegó el miércoles pasado fue intenso. Se le pusieron sobre la mesa una serie de preocupaciones y requerimientos. “Me llevo harta tarea para la casa, todo lo que se me ha comentado es muy importante”, dijo Latorre tras la cita. La empatía y cercanía mostrada por Latorre hizo que los ánimos se apaciguaran y que el almuerzo terminara con carcajadas que traspasaban los muros del salón.
 
Dicha reunión coincidió con un cambio de tono por parte de la candidatura de Goic y los parlamentarios esperan que la llega de Latorre sea el punto de inflexión para una campaña que no ha tenido una estrategia política clara y que ha tenido un rumbo equivocado en que la senadora ha confrontado con más fuerza a Alejandro Guillier que a Sebastián Piñera. Además, varios parlamentarios apuntan a que su arribo podría ayudar a un acuerdo en el bloque para las parlamentarias.
 
Larga trayectoria
 
Desde la falange apuntan a que su larga experiencia política y su historia parlamentaria fueron claves para iniciar con el pie derecho su relación con un sector del partido que se ha sentido aislado de la candidatura presidencial de Carolina Goic.
 
“Es un dirigente muy respetado, tiene una larga trayectoria desde que era dirigente universitario hasta ahora”, comenta el senador Jorge Pizarro. Justamente sus roles como presidente de la DC Universitaria y como vicepresidente de la Juventud de la misma colectividad lo ayudaron a forjar su larga historia con el partido.
 
El 10 de septiembre de 1973, un día antes del golpe de Estado, había dado un discurso frente a la sede de la Democracia Cristiana a nombre de la Juventud DC, diciendo que se oponían de manera clara y categórica a cualquier forma de intervención militar en el país. Al día siguiente, ya siendo testigo de todo lo ocurrido, se realizó una reunión del consejo nacional de JDC en su casa. “Nunca olvidaré nuestro nerviosismo al concentrarnos en mi casa”.
 
De ahí en más, tuvo que esperar el retorno a la democracia para llegar al Congreso. Estuvo durante cuatro períodos en la Cámara de diputados, terminando el último el año 2014. En el intertanto, llegó a ser timonel de la Democracia Cristiana entre 2008 y 2010, época en la que apoyó la candidatura presidencial de Eduardo Frei, quien finalmente fue derrotado por Sebastián Piñera.
 
Además, fue jefe de guardia en la visita papal de Juan Pablo II en 1987, experiencia que Pizarro califica como “la más linda que tuvo, en tiempos muy complicados”.
 
“Su nombramiento es muy acertado. Es una persona que tiene una extensa vida de participación en la política, tiene buena vinculación con el mundo parlamentario, fue presidente del partido, reúne todas las condiciones para realizar el trabajo que se le ha encomendado y va a contar con el respaldo de todos nosotros”, aclara el presidente del Senado, Andrés Zaldívar.
 
Conocimiento territorial
 
Latorre sabe de campañas. Como candidato a diputado participó en cinco, de las cuales ganó cuatro. Sin embargo, en su único intento por llegar a la Cámara Alta sufrió una dura derrota frente a Juan Pablo Letelier (PS), quien coincidentemente es jefe territorial de Alejandro Guillier, y Alejandro García-Huidobro (UDI). En aquellos comicio, Letelier obtuvo un 48% de los votos, mientras que Latorre apenas capturó un 15%.
 
Pese a esa dura derrota, toda su experiencia fue lo que sedujo a Carolina Goic para nombrarlo como coordinador territorial, justamente un área en que la candidatura de la senadora ha recibido críticas.
 
“Juan Carlos tiene mucha experiencia en campañas electorales, tiene capacidad organizativa y de gestión. Tiene conocimiento de todo el país y sin duda que su experiencia y redes personales le van a permitir sumar más gente a la campaña, que es lo que necesitamos”, dice Pizarro.
 
Justamente su despliegue territorial fue lo que lo destacó como subsecretario de Obras Públicas, cargo en el que fue nombrado por Eduardo Frei en 1998 y que fue ratificado por Ricardo Lagos en marzo de 2000.
 
“Tiene campañas propias y apoyo de otras candidaturas presidenciales, por lo que conoce lo que es la campaña en terreno”, sostiene Zaldívar.
 
Durante esta semana, Latorre volverá a reunirse con los diputados para entregarle respuesta a los requerimientos que se le han hecho. Mientras tanto, los parlamentarios confían en que su bagaje le dé un giro a una candidatura que no logra prender en las encuestas, que ha generado divisiones internas y que también ha generado resquemor en la Nueva Mayoría.
 
Fuente: Pulso.

Compartir