La Medicina Intensiva juega un papel clave en el proceso asistencial de pacientes graves

14 septiembre 2018, 16:09 hrs

Punta Arenas. 14 septiembre 2018. Por tercera vez en el Hospital Clínico Magallanes (HCM) se realizó la Jornada de Medicina Intensiva que reunió a  los  mejores especialistas de esta área de la medicina, para intercambiar conocimientos y actualizar contenidos clínicos.  La jornada  fue organizada por el equipo de la Unidad de Paciente Crítico HCM, encabezado por único médico intensivista, Dr. Marco Báez Rubio junto al patrocinio de la  Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (SOCHIMI).

La medicina intensiva se dedica al manejo de los pacientes críticos : pacientes que por diferentes razones se encuentran en riesgo inminente de muerte y que necesitan para mantenerse con vida,  del reemplazo parcial o total de alguno o más de sus sistemas orgánicos, siendo el soporte más habitual pero no el único, la ventilación mecánica.

Dentro de los niveles de atención en salud corresponde al nivel terciario ya que requiere de unidades de altísima complejidad en infraestructura y tecnología. La Unidad de Paciente Critico HCM  cuenta con un equipo multidisciplinario conformado por diversos profesionales: médicos, enfermeras, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, nutricionistas, psicólogos, técnicos de enfermería  y auxiliares de servicio;  todos con destrezas específicas para desenvolverse en unidades críticas.

El Médico Jefe de la Unidad de Paciente Crítico HCM, Dr. Christos Varnava señaló que: “Hemos desarrollado una UCI  desde el año 82 y el año 2005 comenzamos con una Unidad de Paciente Crítico formal con unidades de cuidados intensivos. Ya desde el año 2010 estamos con una estructura física muy importante y con un equipamiento de alta resolución, lo que significa  que estamos en muy buen nivel y  funcionamos con independencia y autonomía. Sin embargo, como en el resto del país, el recurso humanos se hace escaso y necesitamos más gente disponible para todos los eventos que puedan ocurrir”.

Ante el déficit de médicos intensivistas en la región de Magallanes y la importancia de la realización de actividades como ésta en Punta Arenas, el Dr. Marco Báez enfatiza en que la medicina intensiva ha sufrido un  vertiginoso cambio en los últimos años; con incorporación de nueva tecnología y conocimientos que requieren de actualización permanente, “Hay muy poco médicos que quieran dedicarse a esta subespecialidad porque es un trabajo que es desgastante y muy demandante, por lo que se ha ido conformando un escenario adverso porque cada vez los pacientes son más complejos, además de las excesivas expectativas por parte de la población.”

En ese sentido, el facultativo se refiere a que existe poco autocuidado de las personas y muchas de éstas, con patologías crónicas llegan  a la unidad de cuidados intensivos con un amplio deterioro. “Nuestra función es enfrentar con soportes a los sistemas que fallan pero si éstos no tienen una reserva para retomar las funciones es poco lo que se puede hacer, por eso insistimos en el autocuidado, evitar tener que llegar a la uci por enfermedades crónicas es el secreto del éxito. No se puede hacer milagros cuando las enfermedades ya están muy avanzadas”, recalcó el especialista.

Compartir