Víctimas de abusos por miembros de la Iglesia formaron agrupación para impulsar denuncias

12 julio 2018, 08:07 hrs
Santiago. 12 julio 2018.  Víctimas de abusos por parte de religiosos crearon una agrupación denominada Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales Eclesiásticos Chile, que incorpora a denunciantes de varios casos conocidos en nuestro país.
 
La idea es prestar asesoría jurídica, psicológica y acompañamiento durante todo el proceso de denuncia a quienes han sufrido conductas impropias por parte de sacerdotes, presbíteros, religiosos, monjas, entre otros.
 
Parte de ello lo que explicó uno de los exseminaristas víctimas de abusos en Valparaíso, Mauricio Pulgar, quien apuntó a la búsqueda de justicia, verdad y reparación.
 
“El objetivo es dar los elementos para que otras personas se atrevan a denunciar”, manifestó.
 
Esta instancia nace, según varios de sus integrantes, ante la inacción y encubrimientos de casos por parte de la misma Iglesia, además del descrédito que los denunciantes han sufrido por parte de obispos y otras autoridades eclesiásticas.
 
Por otra parte, ayer martes se conoció el resultado de una investigación canónica que inició en febrero la orden Capuchina en Chile en contra del sacerdote Sergio Uribe Gutiérrez, quien ejercía como párroco del Instituto Alonso de Ercilla, perteneciente a los Hermanos Maristas.
 
La indagatoria corroboró la veracidad de las denuncias, por lo que el caso fue remitido al Vaticano, donde se determinará su culpabilidad.
 
Así lo detalló una de las víctimas, Jaime Concha, quien valoró el hecho y sostuvo que demuestra que sin importar cuánto tiempo pase, se deben concretar estas denuncias.
 
“Están reconociendo la veracidad de mi denuncia por abusos ocurridos en 1974”, dijo.
 
Además, este miércoles también se conoció las conclusiones de una investigación en la congregación de los Franciscanos, antecedentes que también fueron remitidos a Roma. Se trata del caso del sacerdote Saúl Zamorano, acusado de abusos sexuales que estuvo a cargo indagar a los Maristas.
 
Fran Parra es denunciante de este caso y aseguró que están averiguando qué otros casos Zamorano investigó, porque pueden existir encubrimientos. “Es como si un delincuente investigara a otro delincuente”, advirtió.
 
Las agrupaciones de laicos, en tanto, han realizado distintas actividades, en especial en Chillán. El 21 de julio se realizará un encuentro en Concepción.
 
Fuente: biobiochile.cl

Compartir